alimentación para tu bebé

Alimentación para los bebés

La alimentación para los bebés normalmente se dirige en dos líneas: la lactancia materna y la leche de fórmula. Existen casos en donde una madre por alguna situación médica no puede darle leche materna. Tal vez existan razones diferentes a un problema médico, pero normalmente ese es el caso. Lo interesante es que, en el día de hoy vamos a hablar de una opción diferente a la leche materna, la leche de fórmula dando a conocer sus ventajas.

Las razones médicas por las cuales una madre no pueda dar leche materna, pueden ser varias: por un estrés emocional, o puede que tenga alteración con la tiroides y no la han diagnosticado o tal vez solo tiene mastitis y tiene que suspender por un tiempo largo el amamantar a su bebé.

Solo ten en cuenta que existe una alternativa como lo es la leche de fórmula, que igualmente proporciona energía hidratación y nutrientes. No se discute que la leche materna es lo ideal, teniendo en cuenta que es una leche diseñada para nuestros bebés. La leche de fórmula tiene como base la leche de vaca, que naturalmente está diseñada para los terneros. Sin embargo, a esta leche le hacen un tratamiento especial con calor y otros métodos que hacen que la proteínas sean más digeribles. Se le añade más azúcar de la leche (lactosa), se eliminan las grasas láctea y se adhieren grasas vegetales para que se acerque a la leche materna y sea más fácil de digerir. Esto más o menos es lo que se conoce como la leche de fórmula básica.

Algunas ventajas de utilizar la leche de fórmula es que mientras la tengas en la alacena de tu casa, cualquiera de los dos padres o incluso hasta un cuidador, la puede preparar y alimentar al bebé. Así la madre se libera un poco y puede tener un pequeño respiro. 

Otra ventaja, es que algunas leche a base de vaca, vienen reforzadas con minerales como el hierro, lo que algunos expertos califican como acertado para que los bebés no sufran de anemia por alguna deficiencia. Otras leches contienen ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido araquidónico (ARA) que se les añade, ácidos grasos, que se consideran importantes para el desarrollo del cerebro y los ojos de los bebé. Otras leches, son a base de soya y carbohidratos, diferente a las leche de fórmula a base de leche de vaca y existen otras que son muy especializadas y que por ejemplo, se deben usar en casos donde el bebé ha nacido prematuro. 

Obviamente entre más especializada la leche, más costosa es. Pero es bueno saber que existe la opción de fortalecer a nuestros bebés con un alimento en particular. Sin embargo, siempre debes consultar a tu pediatra o médico de cabecera para que te recomiende el alimento ideal para tu bebé.   

Si te gusto, comenta o comparte. La próxima semana más temas de interés.

Ref: healthychildren.org