¿Será niño o niña?

Si ya sabes que estas embarazada pero aún no conoces el sexo de tu bebé. Seguramente todos tus familiares y tus amiguis están en el infaltable juego: “yo sé que es!”. Seguro tendrán explicaciones basadas en la ciencia, pseudociencias, mitos, leyendas, cábalas y sortilegios. Sin embargo, no estamos aquí para desmentir ninguno de ellos.

Te aclaro que este artículo no va a apoyar, ni va a desmentir nada. Aunque ninguno de los anteriores tiene alguna base científica. No podemos negar ni mucho menos asegurar sobre la certeza de alguno de ellos. Pero afrontémoslo, tienen un cincuenta por ciento de probabilidad de acertar. Con lo único que contamos es que al menos te divertirás.

Entrando en el tema y separando algunos de ellos. Tenemos unos mitos que predicen dependiendo de cómo cambia tu aspecto o tus gustos en la comida. Tenemos el que te cambia “la forma de tu cara”. se dicen que, si tu cara se pone redonda, tendrás una niña y si no cambia es porque será niño. En nuestro concepto está muy relacionado con el del “gusto por lo dulce o salado”, que es otro mito que afirma que, si te apetece lo dulce, será niña. Si te apetece lo salado, será niño. No sé ustedes pero no me convence.

Otros mitos al parecer se explican por los cambios hormonales. Tenemos el caso del “cambio de color de los pezones” y “el vello en el cuerpo”. Se dice que, si se oscurecen los pezones y te crece más rápido el vello del cuerpo, tendrás un niño. Si no cambia nada de lo anterior, será una niña. Esto puede tener algo de credibilidad. Pero, como dijimos antes, los científicos no han encontrado alguna relación.

Tenemos otros que son el de “las náuseas matutinas” y “los dolores de cabeza”. Para ambos se dice que, si son muy fuertes será niña. Si apenas las sientes, será niño.

Hay otros mitos donde lo que se hace son algunas pruebas caseras como la de “el repollo morado y la orina”. Pero, al buscar como se hace la prueba en internet, se llega a procedimientos con ligeros cambios. La que nos pareció la más acertada (por ningún motivo en particular) es la siguiente. Hay que cocinar un repollo y guardar el agua. Luego, se deja reposar y mezclar con la primera orina del día en iguales cantidades. Si al paso del tiempo el agua se pone rosada es un niño, pero si es más morada es niña. Sin embargo, tendremos que realizar la consulta de cómo es realmente el procedimiento. 

Otra es “la prueba del bicarbonato”. Termina siendo similar a la anterior. Solo que, al mezclar, debes notar que pasa. Si salen burbujas dicen que será niño y si no pasa nada será niña.

Tenemos otra que es muy comentada. Se trata de la prueba “del anillo”. La prueba se realiza cuando se amarra un anillo con algo de hilo y se pone a pendular sobre la barriga. Si se mueve de forma recta será niño, si se mueve en círculos, será niña.

La verdad es que hay muchas opciones. “La tabla maya”, “la tabla china”, “la ecuación matemática” y muchas otras tan curiosas como inverosímiles. Recuerden que no es una ciencia exacta que tenga una efectividad. Pero sí que nos hace pensar.

Esperamos que nos compartan si se atreven a hacerlas, las hicieron o si conocen a alguien que las hayan hecho y nos saquen de la duda y nos digan ¿Cuál es efectiva? Sería bueno saberlo.

Seguiremos compartiendo temas de interés y esperamos sus comentarios.